Internacional 

"Supremacista blanco que ha planeado esto durante dos años", así describen a uno de los atacantes de Nueva Zelanda

EFE

Autor del ataque a dos mezquitas en Nueva Zelanda

Por el momento la Policía de Nueva Zelanda ha detenido a cuatro personas por su presunta implicación con el ataque en dos mezquitas de Christchurch (Nueva Zelanda) que ha dejado al menos 49 muertos y decenas de heridos este viernes por la mañana.

Los agentes han presentado cargos de asesinato contra uno de los detenidos. El comisionado de la Policía, Mike Bush, dijo en rueda de prensa que el acusado es un hombre de cerca de 30 años que pasará este sábado a disposición judicial.

De los otros tres detenidos, Bush indicó que dos de ellos estaban en posesión de armas y se investiga su implicación en el suceso mientras que la cuarta persona no tenía ninguna relación con el caso y ha sido puesta en libertad.

Uno de los asaltantes fue identificado como Brenton Tarrant, un australiano originario del estado de Nueva Gales del Sur, según confirmó el primer ministro de Australia, Scott Morrison. “Puedo confirmar que un individuo que ha sido puesto bajo custodia, según he sido informado, nació en Australia”, dijo Morrison que aseguró que las agencias de seguridad australianas colaboran en la investigación policial.

“No nos consta que haya más implicadas pero no podemos asumir que no haya más”, dijo Mike Bush. El informante señaló que los detenidos son tres hombres y una mujer, a los que encontraron artefactos explosivos en sus vehículos, y alertó sobre la posibilidad de que el incidente no esté limitado a la ciudad.

Imágenes divulgadas por la televisión mostraron a un hombre detenido al lado de un todoterreno blanco que fue embestido por un coche de la policía. La Policía, que evitó hacer comentarios sobre las posibles motivaciones de los asaltantes, llamó a todas las mezquitas del país a cerrar las puertas y a recomendar a sus fieles que eviten las visitas a los centros.

Uno de los tiroteos fue retransmitido en directo a través de las redes sociales por el asaltante, que aparece con ropa militar dentro del centro de culto disparando a bocajarro a varias personas con un arma automática de la que cambió el cargador al menos dos veces.

En las redes sociales también circula un manifiesto de los asaltantes que incluiría calificativos peyorativos contra los musulmanes. “Es claramente un supremacista blanco que ha planeado esto durante dos años“, dijo un analista en seguridad a la emisora Radio New Zeland.

Source: Internacional

Related posts

Leave a Comment